Algus

¿Cómo puedo estudiar sin aburrirme?

study.jpg

Me gusta adquirir nuevas habilidades, y por ende, me encanta estudiar. La Real Academia Española define la palabra estudio al acto de “ejercitar el entendimiento para alcanzar o comprender algo”, pero la mayoría de la gente tiene marcada la definición de “recibir enseñanzas en las universidades o en otros centros docentes”. Es por esto que “estudio” se relaciona como una tarea impuesta por el sistema de educación, y es gracias a ello que la palabra tiene una connotación negativa.

Yo solía ser un aventurero como tú, hasta que un día me dieron con una flecha en la rodilla. Cuando la gente me pregunta por mi vida de estudiante, lo primero que menciono es que nunca estudiaba, sin embargo eso no es del todo correcto. En realidad, lo que no hacía era desvelarme tratando de memorizar algo con el sólo hecho de poder pasar una materia en la escuela; a excepción de historia, donde memorizar fechas es la clave para responder correctamente. Y se me da fatal, incluso hoy en día tengo que preguntar por el año en el que nos encontramos.

¿Pero cómo logré tener buenas calificaciones? Bueno, hice algo que muchas personas no logran hacer. Me concentré. Dentro del aula simplemente ponía atención y dedicaba el tiempo en la escuela para… estudiar. Una vez en casa, lo único que tenía que hacer era terminar las tareas y tenía el resto del día para todos mis hobbies. Hoy en día es más difícil concentrarse, tenemos demasiadas distracciones. Los celulares están sonando con notificaciones de algún amigo mandando un mensaje, alguien te etiquetó en una foto, ya salió el nuevo episodio de tu serie favorita o tienes un recordatorio de que una aplicación móvil te extraña porque no la has abierto en los últimos 7 minutos.

Y bueno, quizá no abres las notificaciones, pero seguramente observas el celular y con un sutil movimiento de tus dedos eliminas las molestas notificaciones. Vuelves a tu concentración por otros gloriosos 4 minutos sin distracción para repetir el ciclo una vez más, hasta que te preguntas ¿cómo terminé viendo 5 horas a un pepino dormir?.

No todos tenemos las mismas 24 horas de un día. Algunas personas tienen seres queridos a los que atender o negocios en los que su participación es importante y deben usar su tiempo en ello. Pero al final del día todos tenemos la misma pregunta: ¿Es esta tarea prioridad para mi? Tus horas al día son una divisa, son tuyas y tienes que usarlas en diferentes cosas al día.

¿Estás gastando tu tiempo de una manera efectiva?

El aprendizaje es el proceso a través del cual se adquieren o mejoran habilidades y conocimientos. Estudiamos a través de personas (libros, documentales, etc.), experiencia u observación. El estudio nos ayuda a desarrollar nuestra educación y desarrollo personal, es por eso que a quien más debe de importarle nuestro avance, es a nosotros mismos. Y muchas veces pasamos ese detalle por alto. Un profesor sólo es un guía que nos ayuda a encontrar respuestas de una manera mas sencilla, sin embargo no tendremos al mismo profesor por toda nuestra vida.

El estudio es una inversión, y se paga con tiempo. Tuve la oportunidad de participar en eventos académicos de matemáticas, pero me interesaba más el seguir desarrollando mis habilidades de programación por lo que dejé a un lado esa etapa académica. Y nunca creí que ganaría dinero con lo que me gustaba en ese entonces, simplemente me divertía con ello y era una mejor inversión para mi. Incluso con esas habilidades podía aprender nuevas, el internet es una inmensa biblioteca.

La motivación es una parte muy importante para tener un aprendizaje significativo. Aprendí inglés para poder terminar videojuegos y entender películas que nunca llegaban al cine de mi ciudad. Sigo estudiando todos los días diferentes cosas por el simple hecho de que tengo una meta personal. Es muy gratificante poder observar los frutos que uno cosecha tras el empeño que se le ha dado a esa inversión. Sólo hay que ser paciente con el camino del aprendizaje.

Así como no todos tenemos las mismas horas en un día para invertir, nuestras motivaciones tampoco son las mismas. Algunas cosas sólo las memoricé por el simple hecho de pasar una materia, otras sólo para alguna presentación o reunión. Pero todo se alineaba con algún gusto o motivación. Terminar esas asignaciones y seguir trabajando en mi desarrollo personal eran sólo un pequeño paso para llegar al premio mayor.

A lo largo de mi aprendizaje he conservado algunos tips que me han ayudado a seguir desenvolviéndome día a día:

  • Recuerda que la constancia hace al maestro.

    Dedica un tiempo especial donde nadie te moleste, no tengas tentaciones a tu alcance. Fuera comida. Fuera celulares. Avanza 10 páginas al día a ese libro que dices nunca vas a poder acabar. Practica 10 nuevas palabras en el idioma que estás queriendo aprender.

  • No digas “No tengo tiempo, estoy muy ocupado para esto”, mejor di “esto no es prioridad para mi”.

    Para ello debemos de aprender a decir “no”. La prioridad siempre es uno mismo, y a veces debemos negarnos ciertas cosas, por lo menos hasta que tengamos listo nuestras prioridades. Se puede hacer todo, pero no se puede hacer todo al mismo tiempo.

  • Observa en dónde gastas tu tiempo. ¿Qué tanto te ha retribuido dicha actividad?

    Mientras que antes podía jugar 50 horas a la semana de videojuegos, hoy en día la cifra es menor, pero sigo jugando y divirténdome. Sigo leyendo manga y disfrutando libros. Sólo que ahora estoy en equilibrio con varios de mis proyectos gracias a que invierto un poco de tiempo en cada actividad. La diversión es una buena retribución.

  • Relájate.

    Estar sin hacer “algo” no es malo. Dedicar tiempo para ti es regalarte unas vacaciones para tu cuerpo y mente. Antes me sentía mal por “perder” tiempo sin ser productivo, pero relajarse siempre es una buena inversión de tiempo que debemos de tener en cuenta.

Pero lo mas importante,
nunca dejas de ser aprender.